Pavimentos Continuos de Caucho

BASEFILT® Pavimento Continuo de Seguridad ofrece una solución limpia y segura para la creación de zonas lúdicas infantiles y zonas deportivas.

La aplicación en parques infantiles lúdicos ofrece a los más pequeños un espacio continuo sin peligros, lleno de posibilidades para disfrutar del juego y de plena confianza para los padres. Ideado para minimizar los riesgos de lesiones producidos por las caídas de los niños desde los equipos de juego, se adapta a cualquier espacio, dando una completa seguridad.

Todo esto se consigue combinando diferentes espesores para obtener los requisitos  homologados por las Normativas Europeas de Seguridad EN 1176 y EN 1177.

EPDM:

Pavimento Continuo de Seguridad formado por una capa de mortero de resina y SBR reciclado aportando diferentes grosores dependiendo del HIC del equipo de juego, y una capa de terminación formada por mortero de resinas específicas y EPDM vulcanizado en color. Este sistema ofrece una solución limpia, segura y novedosa para la creación de zonas infantiles.

Ha sido pensado para dar a los más pequeños un espacio sin peligros, lleno de posibilidades para disfrutar del juego y de plena confianza para los padres.

Las numerosas cualidades de éste pavimento de seguridad, lo hacen único. Debemos destacar entre ésta que es fácilmente reparable, altamente resistente a la intemperie, flexible, antideslizante, imputrescible, sin juntas, fácil de limpiar y la más importante de todas es su gran capacidad amortiguante ante impactos.

La aplicación principal de éste pavimento es en parques infantiles, ideado para minimizar los riesgos de lesiones producidos por las caídas de los niños desde los equipos de juego, aunque se adapta a cualquier espacio ofreciendo una completa seguridad. Todo esto se consigue adaptando los espesores del SBR a los homologados por las Normativas Europeas de Seguridad EN 1177.

SBR Coloreado:

Otra alternativa más económica que BaseFilt ofrece en el mercado de los pavimentos de seguridad, son los formados por una primera capa compuesta por un mortero de resina y SBR reciclado, y una segunda capa de terminación formada por mortero de resina coloreada y SBR coloreado in-situ.

A este sistema igual que al compuesto por EPDM, se le adaptan los diferentes grosores dependiendo del HIC del equipo de juego. Esta técnica esta orientada para minimizar costes y a su vez conseguir el servicio de seguridad requerido para un área infantil. Todo ello en cumplimiento de las Normativas Europeas de Seguridad vigentes EN 1177.

Si comparamos el pavimento de EPDM vulcanizado con el de SBR coloreado, técnicamente este último es muy similar, ya que alcanza la misma elasticidad a la hora de absorber impactos, y a su vez resiste de igual manera las posibles erosiones por la fricción del continuo paso de los usuarios. Donde encontraremos diferencias a tener en cuenta, es en el diseño y colorido del área.

Este sistema que consiste en colorear la resina con tintes estandarizados y realizar una mezcla, aglutinando los gránulos de caucho SBR para conseguir un mortero de color uniforme que se extiende como capa de terminación del pavimento de seguridad. En esta terminación al ser coloreados los gránulos de SBR en superficie, tienden a obtener un mayor desgaste y pérdida de color por la fricción obtenida por los usuarios.

También le puede interesar: